Comenzamos nuestro estudio de James 4 unas semanas atrás por ser confrontados por James. Él escribió, "Lo que provoca peleas y riñas entre ustedes? Don ’ t proceden de sus deseos que la batalla dentro de ti?" (Santiago 4:1 NIVO) Estas no son preguntas para ayudar a James a obtener información que falta. Estas son preguntas retóricas para hacer el punto James desea enseñar a sus lectores. La fricción, disensión, y fragmentación de nuestras relaciones son causados por los deseos que se originan dentro de cada uno de nosotros.

Dios nos ha creado con deseos, pero debido a la caída, debido a nuestra naturaleza de pecado, nuestros deseos han mutado, ser mal dirigida, y como resultado nuestro principal deseo ha convertido centrado en 'yo' y no en saber, disfrutando de, y deleitar en nuestra relación con Dios. Como resultado de esto nos encontramos reciben los frutos de nuestros deseos caprichosos. James describe la fruta como "envidia y ambición egoísta" (Santiago 3:16). Nuestro "envidia y ambición egoísta" conducen a una vida llenada de "desorden y toda práctica mal" (Santiago 3:16). Esto es lo que James llama "sabiduría terrenal" y prevalece dentro de nosotros y a nuestro alrededor cada día.

Donde esta estropeado, amargo fruto de nuestros deseos mal dirigidos viene de? Hay alguna manera de la situación que nos encontramos hoy? Oh, son esas grandes preguntas! Podemos rastrear estos deseos mal dirigidos hacia el jardín del Edén. El verso de apertura de Génesis 1 nos dice,

1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra. 2 Y la tierra estaba desordenada y vacía, las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre las aguas. (Génesis 1:1-2 NIVO)

"Dios creó los cielos y la tierra". Notó usted la descripción de los cielos y la tierra en el principio? "Sin forma, vacío, y la oscuridad." A través de los próximos seis días de la creación Dios trajo forma a lo sin forma, Lleno que estaba vacía, y creó la luz a la oscuridad. En el sexto día, Dios creada a la joya de la corona de su creación–Adán y Eva. Echa un vistazo a Génesis 1:27-28 dice.

27 Dios creó al hombre a su imagen, en la imagen de Dios lo creó; macho y hembra los creó. 28 Dios los bendijo y les dijo:, “Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra y sojuzgadla. Regla sobre los peces del mar y las aves del aire y sobre todo ser viviente que se mueve en el suelo.” (Génesis 1:27-28 NIVO)

Adán y Eva fueron creados a imagen de Dios, para disfrutar y reflexionar Dios como gobernaron sobre, sirve como mayordomos de la creación buena de Dios. Había una estipulación y la encontramos en Génesis 2:16-17. Léanlo conmigo.

16 Y mandó Jehová Dios al hombre, “Usted es libre de comer de cualquier árbol del jardín; 17 pero no se debe comer del árbol del conocimiento del bien y del mal, para cuando usted come de él usted morirá seguramente.” (Génesis 2:16-17 NIVO)

¿Conoces la historia. La serpiente era astuta, engañoso, y Eva y Adán a creer que si comían de la fruta es como Dios. Dios había dicho que si comían de la fruta iba a morir, pero la serpiente convenció de que si comían el fruto entonces vivirían, realmente en vivo, incluso vivir como Dios! Deseo de Eva, Deseo de Adán, que había sido creado por Dios, conocer a Dios, gozar de Dios, y conocer a Dios en su creación que al instante se transformó en algo en que nunca tuvo la intención de convertirse. Uno mismo empujó a Dios del trono de su corazón y la comunión perfecta que habían disfrutado con Dios en el jardín murió en ese mismo lugar. Adán y Eva habían vivido una vez en la presencia de Dios, desnudo y sin vergüenza, pero en Génesis 3:8-9 leemos lo que sucedió cuando uno mismo se convirtió en rey.

8 Entonces el hombre y su esposa escucharon el sonido del Señor Dios que caminaba en el jardín en el fresco del día, y se escondieron de Jehová Dios entre los árboles del jardín. 9 Pero Jehová Dios llamó al hombre, “Dónde estás?” (Génesis 3:8-9 NIVO)

Aquellos que una vez caminaba con Dios, fueron bendecidos por Dios, ahora se escondió de Dios. Y nos hemos escondido, huyendo de Dios, desde que. Dios llamadas a, "Dónde estás?"Eso es una pregunta interesante no es? Dios realmente no sabía el paradero de Adán y Eva? God was not lost in the Garden, pero Adán y Eva fueron perdidos, y la humanidad ha permanecido perdida hasta este mismo día. Pastor Spurgeon escribió,

Tan pronto como el hombre ha desobedecido a Dios, él funcionó lejos de él. Nuestros primeros padres se escondieron entre los árboles del jardín al oír la voz de Jehová Dios llamándolos. No vinieron a él a la vez, confesar el mal que cometieron, y pedir misericordia. El efecto natural de su pecado fue endurecer sus corazones, y no para llevar penitently al gran padre, pero llevaron impertinencia a huir de él. Así, Cuando el Señor vino caminando en el jardín, en el fresco del día, Adán no le buscan, a suplicar por misericordia de él; pero las primeras palabras que vienen de Dios: "el Señor Dios llamó a Adán, y le dijo:, Dónde estás?"Es voz de Dios hablando en misericordia a su hijo errante. (Charles Spurgeon, El doble plano cerca de. Septiembre 22, 1878)

He pensado acerca de esa última línea del Pastor Spurgeon tanto la semana pasada. Llamado de Dios, "Dónde estás?"voz de Dios hablaba misericordia a sus hijos errantes. Nuestros deseos, que nos ha dado Dios, han convertido en tan mal dirigida como hemos vagado lejos de Dios y aún más. Y sin embargo él nos llama. Él está llamando a alguien esta mañana. Es por eso que estás aquí mi amigo. Él ha traído a este lugar, en esta mañana, así que usted puede escuchar sus llamadas, "Dónde estás? Es el momento de venir casa. "

El deseo que Dios habían puesto en Adán y Eva, un deseo de Dios, conocer a Dios, Lo disfrute por siempre, y lo hacen conocido en toda la creación se convirtió en un deseo de encontrar cumplimiento aparte de Dios. Deseo mundano, deseo terrenal, los deseos de la carne, son todos la misma cosa y puede ser fácilmente identificados por nuestras ambiciones egoístas y nuestra envidia de los demás. Es la exaltación de uno mismo y de la proclamación que conseguiré lo que quiero, Voy a hacer lo que quiero hacer, y seré lo que quiero ser.

Hay una manera de salir del atolladero que nos encontramos hoy? James told his readers, "Pero nos da más gracia". Si no fuera por la gracia de Dios no habría ninguna solución a la situación que nos encontramos, en esta batalla contra nuestros deseos caprichosos nos engañan, engañar a nosotros, y la izquierda nos destruirá. Oh, pero nos da más gracia, Hizo un camino para usted y para mí. Vamos a escuchar Pastor Spurgeon sólo una vez más.

Costo de la realización de esa manera el Salvador su vida; pero él hizo. Su corazón sangraba su vida que él podría aclarar esa manera de expiación por la cual solo un pecador puede venir a Dios; pero el camino se hace, y no hay nada en el camino ahora — no ira divina, no ira justo, ninguna ley vengadora, para prevenir su venir, O que desean volver a su Dios! Cristo ha hecho el camino, y lo; y «ningún León estará allí, ni cualquier bestia voraz subirá al respecto, no se podrá encontrar allí; pero los redimidos andará allí." Por lo tanto, se acercan, el camino está abierto. Se acercan, "sin dinero, y sin precio,"el camino es libre para todos los que creen en Jesús. Cristo ha terminado lo; Él no sólo ha mitad de camino, pero él ha terminado el, y él mismo ha dicho, "Yo soy el camino, la verdad, y la vida." Oh, entonces, con qué fuerza sale el comando, "Dibujar cerca a Dios,"cuando hay un camino abierto por que puede llegar a él! ( Charles Spurgeon, El doble plano cerca de. Septiembre 22, 1878)

Muerte y resurrección de Jesús han abierto la puerta de la reconciliación para usted y para mí entrar en comunión con Dios, que nuestros deseos reorientó, y para encontrar nuestra mayor satisfacción y deleite en él solo. Debido a esto, dice James, "Someteos, entonces, a Dios..." Vamos a leer juntos en Santiago 4:7-10.

7 Someteos, entonces, a Dios. Resistid al diablo, y huirá de ti. 8 Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Lávese las manos, Pecadores, y purificar sus corazones, vosotros de doble ánimo. 9 Grieve, duelo y lamentación. Cambio tu risa al luto y la alegría de nubarrones. 10 Humillaos delante del Señor, y él te exaltará. (Santiago 4:7-10 NIVO)

Para muchos seguidores de Jesús hoy, de alguna manera haber sido conducidos a creer que todo lo que necesitamos hacer es creer, de acuerdo que Jesús es el Mesías que ha muerto por nuestros pecados, redimido y nos reconcilió con Dios, y luego continuar en, sólo tienes que ir a vivir la vida y hacer lo que queramos hacer. Parece que se trataba de la misma mentalidad de muchos de los que James tenía en mente cuando escribió su carta a los primeros seguidores de Jesús. James hace cristalina que "creer" en Jesús, confiando en Jesús, es el primer paso. Lo que sigue nuestra creencia inicial es de suma importancia en el crecimiento de nuestra relación con Dios, en llegando a experimentar la plenitud de la vida Dios quiere para todos sus hijos. Let’s take a look at the direction James provides for us in verses 7-10. Santiago dice,

  • Someteos, entonces, a Dios.
  • Resist the devil…
  • Come near to God…
  • Lávese las manos, Pecadores
  • Purify your hearts, vosotros de doble ánimo
  • Grieve, duelo y lamentación. Cambio tu risa al luto y la alegría de nubarrones.
  • Humillaos delante del Señor…

It seems to me that all of these commands from James really hinge upon the first command of submitting ourselves to God. Until we make the decision to make God’s will for our life our primary ambition, our singular passion, none of these other commands will hold any importance to us whatsoever. When we consciously decide to set aside our goals, deseos, and dreams in order to make God’s will and ways of greatest importance to us then resisting the devil, drawing near, purifying our hearts and actions, taking sin seriously, and humbling ourselves before God becomes vitally important to us.

There is something I’ve learned about this decision in my own life and it is this: It is not a once and for all time decision. I’ve made the decision in the past to seek the Lord above all else and with the passage of time the newness of the decision, the urgency of the decision, faded. I’ve learned that the decision to seek His will and ways is a moment-by-moment decision which must be made again and again and again throughout our lives. What’s wonderful about James’ advice, his commands, is that he gives clear direction for those who want to seek the Lord with all of their heart.

As we submit our lives to God we will then see our desire to “Come near to God” increase exponentially. Some read the command of verse 8 and think that James must have it backwards. Wouldn’t God’s drawing near to us stir us to draw near to Him? My question to those who think these type of thoughts is this: “Is God not near to you and me already?” We may turn a blind eye to all that He has done, all that He continues to do in each and every one of our lives, but my friend, make no mistake about it He is near. Déjeme darte un ejemplo.

En Hechos 17, Paul estaba en Atenas, Greece when he noticed that the city was full of idols. Paul began to share the Good News about Jesus in the synagogue as well as in the marketplace. Un grupo de filósofos Stoic y epicúreo escuchado. Fue una enseñanza extraña a ellos, se llama a Pablo un "babbler,"y entonces lo llevaron al Areópago y dijo, "Está trayendo algunas ideas extrañas a nuestros oídos, y queremos saber qué significan" (Hechos 17:20). The men were not followers of Jesus and yet Paul let them know that God was intimately involved in their lives, y para un propósito. Leer junto conmigo de Actos 17:26-27.

26 De una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la tierra; y determinó los períodos de su historia y los lugares exactos donde deben vivir. 27 Dios hizo esto para que todos lo busquen y tal vez llegar a él y lo encontrará, aunque no está lejos de cada uno de nosotros. (Hechos 17:26-27 NIVO)

Para ésos siente que Dios está distante, para aquellos que incluso podría negar su existencia, usted necesita prestar atención a estos versículos. God is so intimately involved in your life that He formed you in your mother’s womb, He knows the number of hairs on your head, and the number of days you will live. He has even chosen the place where you live. Why has He done this even though you refuse to acknowledge Him? If Paul were here this morning he would tell you the same thing he told the Epicurean and Stoic philosophers, “God did this so that men would seek him and perhaps reach out for him and find him, though he is not far from each one of us.” Oh, Él no es buena!? Isn’t He good!?

When our eyes are opened to what God has done on our behalf through Jesus’ death and resurrection then God intends for something to take place within us that never even enters the minds of unbelievers and it is this: We take our sin seriously. tristemente, talking about sin, our own sin, is passe today. Dr. Cornelius Plantinga, former President of Calvin Theological Seminary, escribió,

The awareness of sin used to be our shadow. Christians hated sin, feared it, fled from it, grieved over it. Some of our grandparents agonized over their sins; a man who lost his temper might wonder whether he could still go to Holy Communion. A woman who for years envied her more attractive and intelligent sister might worry that this sin threatened her very salvation. But now the shadow has faded. Nowadays, the accusation you have sinned is often said with a grin and a tone that signals an inside joke. Al mismo tiempo, this accusation still had the power to jolt people. Catholics lined up to confess their sins; Protestant preachers rose up to confess our sins. And they did it regularly. Their view was that confessing our sin is like taking out the garbage: once is not enough. (Plantinga, Cornelius. Earthquake in the Mainline. en el cristianismo de hoy. Noviembre 14, 1994)

I’m not sure when things began to change, but I’m certain that things have dramatically changed. Many preachers and churches refuse to talk about sin today because it is too risky. Talking about sin, personal sin, is bound to drive people away from the church. Some of you may feel that we talk about sin too much, but my friend I want you to consider something: If your doctor was hesitant to talk about what ails you, what may very well threaten your very existence, because of his or her fear of losing you as a patient, would you not demand to know the truth? Jesús dijo:, “You shall know the truth and the truth shall set you free you.” God spoke to His people through the prophet Isaiah and announced,

1 Seguramente no es demasiado corto para salvar el brazo del Señor, ni su oído demasiado embotado para oír. 2 Pero vuestras iniquidades han separado de su Dios; sus pecados han escondido su rostro de ti, para que él no escuchará. 3 Para sus manos están manchadas de sangre, los dedos con la culpa. Your lips have spoken lies, y su lengua murmura cosas malas. (Isaías 59:1-3 NIVO)

Nuestro pecado nos ha separado de Dios. We can deny it, we can dream up excuses, blame others, or try to eradicate the word “sin” from our vocabulary, pero todos sabemos que es culpables en la presencia de nuestro santo y justo Dios. El gran maestro de la Biblia, Dr. J.I. Packer dijo una vez:, "Un sentido de contaminación antes de que Dios no es morbo, neuróticos o insalubre de ninguna manera. Es natural que, realista, saludable, and a true perception of our condition.”

El último Dr.. Karl Menninger, un psiquiatra de renombre mundial, escribió un libro en 1973 llamado, Lo que se convirtió en pecado? En el párrafo de apertura de su libro escribió sobre un hombre frente a la popa que estaba parado en una esquina en el Loop de Chicago ocupada. As people hurried by on their way to lunch or a meeting, the man would lift his arm, point at the nearest person, and shout, “GUILTY!” The man stood for hours pointing and shouting at those who passed by, “GUILTY!"Dr. Menninger said the effect of the man on those who passed by was extraordinary, almost eerie. They would stare at him, vacila en, look away, look at each other, look back at him again, and then hurriedly continue on their way. Un hombre, turned to another, who later told the story to Dr. Menninger, y dijo, “But how did he know?"

We may try to dull our sense of guilt, we can shift blame to others, but there’s no doubt in my mind that when we come into the presence of God, who is Holy, Santo, Holy we have no choice but to respond like Isaiah who, when he found himself in the presence of God, dijo,

5 “¡Ay de mí!” Lloré. “Que soy muerto;! Porque yo soy un hombre de labios impuros, y habito en medio de un pueblo que tiene labios inmundos, y mis ojos han visto al Rey, el Todopoderoso Jehová.” (Isaías 6:5 NIVO)

Así, lo que hacemos? Do we continue to play games? We certainly can, but we will never alleviate our guilt by merely playing games. James has a better solution for us.

9 Grieve, duelo y lamentación. Cambio tu risa al luto y la alegría de nubarrones. 10 Humillaos delante del Señor, y él te exaltará. (Santiago 4:9-10 NIVO)

We must take our sin seriously. We must acknowledge that it is our sin, and our sin alone that nailed Jesus to the cross. When we admit our sin, own our sin, refuse to blame others for our actions and our ungodly thoughts, then God will forgive us of our sin and cleanse us from all unrighteousness. The way out is to get down, down on our faces before God in confession, brokenness over our sin, and come clean like David when he said in Psalm 41:4,

4 Dije, “Oh Jehová, ten misericordia de mí; heal me, for I have sinned against you. (Salmos 41:4 NIVO)

I pray the Lord has spoken to you this morning. I pray that before you leave here today you will humble yourself before the Lord, ask Him to search your heart to reveal any sin that He desires to expose before you this morning. Won’t you do that as we close in prayer?

Mike Hays
Britton Christian Church
Abril 22, 2018

9 Para algunos que confiaban en sí mismos como justos, y menospreciaban a los demás, Jesús contó esta parábola: 10 “Dos hombres subieron al templo a orar, uno era fariseo y el otro publicano. 11 El fariseo, de pie, oraba consigo mismo: 'Dios, Doy las gracias a usted que yo no soy como los otros hombres– ladrones, malhechores, adúlteros– ni aun como este publicano;. 12 Ayuno dos veces a la semana y doy la décima parte de todo lo que consigo.’ 13 “Mas el publicano, estando lejos. Ni siquiera alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo, 'Dios, ten misericordia de mí, un pecador.’ 14 “Te digo que este hombre, en lugar de la otra, fue a su casa justificado ante Dios. Porque todo el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.” (Lucas 18:9-14 NIVO)

Etiquetado: